Las hembras del cimarrón, Marco Lúbrico

06 mayo 2011

Las hembras del cimarrón, Marco Lúbrico

En esta divertida novela el lector encontrará quintaesenciados, de forma episódica, todos los elementos de la literatura erótica encarnados en las más entretenidas aventuras sexuales. Como apunta la escritora Julia Olivares en el prólogo a esta edición, el autor consigue realizar una continua transgresión valiéndose de un lenguaje directo, lleno de precisión, ironía, cinismo y, bastante a menudo, de un sarcasmo casi sangrante. Un glorioso homenaje para todos los amantes del género, un frontal reencuentro con nuestros más oscuros tabúes.

Las hembras del cimarrón es un texto crudo, como la vida misma. Marco Lúbrico se desgaja de la sociedad filosofando, arrasando con todo, seduciendo con la verga y la palabra. ¿Es esto una autobiografía sexonovelada? ¿Es una ficción difusa entre lo leído, lo soñado y lo vivido? He aquí un glorioso homenaje, en todo caso, para todos los amantes del género. Y un frontal reencuentro con nuestros más oscuros tabúes que no deja de ser, ad aeternum, la última declaración de amor para todas las mujeres que bailaron en la noche del cimarrón.


Esta novela me ha gustado, aunque no puedo decir que me haya encantado, no me ha parecido tan mal. Pensaba que me gustaría más, de lo que me gustó, pero bueno.

Las ilustraciones están muy bien, han sido super llamativas. Me han gustado bastante, todas y cada una de ellas.

Esta novela muestra a un hombre, que realmente no sabe lo que quiere, que prueba de cada mujer, con la que puede. Y no comparto nada de lo que hace, me parece horrible como juega con las mujeres, me gusta esta novela, porque muestra muchas partes de un hombre y de una mujer, por supuesto.

Este hombre vive la "vida loca", cómo se suele decir. No se quiere quedar con ninguna, simplemente quiere acostarse con ellas y cuando ve, que ellas quieren más, las deja y no quiere saber nada más de ellas. Llega a veces, a ser muy cruel con las mujeres, es como decir, las usa y las tira y ya está. No quiere saber nada más de ellas y tan como siempre.

He vivido esta novela de una forma muy expectativa, esperando algo más de lo que me he encontrado. Hay tantas mujeres en esta novela, que nadie se lo puede imaginar. Tiene unos amigos bastante peculiares y raritos.

Hace muchos juegos sucios, para poder liarse con una mujer y después se lo dice, al ver que ella quiere algo más con él y se queda tan ancho, me parece muy fuerte, pero así es él y ya está.

Hay veces que me llama mucho, porque se pasa el tiempo filosofando, algunas frasecitas no me gustan nada, porque son, como decir, un poco groseros, pero por las demás, son muy buenas. Les enseño algunas de las frases, para que vean como son:

«Hay un método brutal y urgente de recuperar la infancia: acostarse con la prima preferida».
«[...] esta bueno este vino, y más sorberlo en tetas de cuñada».
Esas son de las tantas frases que hay en esta novela. Algunas son más vulgares que otras, pero todas van por el mismo palo y hay algunas que te hacen hasta reír, pero otras no.

Bueno, que más me falta a decir, que me esperaba más de esta novela. Que me lo he pasado bien leyendolo, pero me esperaba otra cosa. Esperaba que fuera algo más interesante.


Marco Lúbrico es un neurólogo heterodoxo, brillante y diabólico. Su vida privada resulta escandalosa, lee demasiado y es adicto a las mujeres, al ajedrez y a la música de Joaquín Sabina. Obsesionado con la idea de que la sociedad es la muerte del individuo, no tardará en convertirse en cimarrón, ese animal domesticado que huye y se hace salvaje.





Puntuación:



Compartir

1 comentario :

  1. mm que pena que no te haya gustado, a mi me llama :D

    besos!

    ResponderEliminar

                                                                          • • • • •

¡Bienvenida/o a esta entrada y sobre todo a Lectora de sueños ♥!

Si quieres comentar, no olvides hacerlo con respeto y no hacer spam, por favor, porque será eliminado automáticamente.

¡Muchísimas gracias por comentar! ^^

Blogging tips