Cita a Ciegas, R.L. Stine

12 abril 2011

Cita a Ciegas
R.L. Stine

Kerry ha pasado un año muy malo, pero su suerte está a punto de cambiar. Tiene una cita a ciegas con una chica que, a juzgar por su voz, es maravillosa. No puede esperar, sabe que esta vez todo va a ser distinto. Y tiene toda la razón, porque su cita es en realidad la chica de sus sueños, o quizás de sus peores pesadillas.


Editorial: Ediciones B | Páginas: 187 | ISBN: 9788440673947


Esta novela me ha encantado. Me ha gustado, desde principio a fin. Me pareció increíble, que Kerry hubiera olvidado algo de su pasado y que su padre lo tratara con mucho cuidado, para no meter la pata ante él.

Esta novela la leí durante la noche y la verdad, quieras que no, yo soy muy asustadiza (no saben hasta que punto.. jeje), pero bueno, el caso es que en esta novela había partes en que yo me asustaba de cualquier sonido que se oyera en mi habitación, todos durmiendo y yo leyendo y como hacía tanto viento, agüita, yo estaba un poco asustada... jajaja si me vieran! Esto no viene al caso, pero que le vamos a hacer.

Me ha gustado mucho la historia, Mandy, ays!, era una chica un poco extraña, yo no me hubiera fíado tanto de ella, después de tantas cosas que le estaban pasando a Kerry, no sé, pero él, se fiaba demasiado de ella y la cosa, es que en casi toda la historia, se mostraba claramente que habían cosas extrañas en ella, él le preguntaba cosas sobre ella y ella, sin más, cambiaba de tema o evadía las preguntas que él le hacía. Esas cosas, a mi desde el principio, me hacía dudar de ella, según iban transcurriendo la novela, dudaba aún más de ella.

Sean, el hermano de Kerry, el chiquillo tampoco es que hablara mucho durante la novela, más bien todo lo contrario, respondía a las preguntas diciendo "Ajá".. eso era lo único que decía, menos cuando hablaba para reírse de Kerry o decir alguna grasia. El padre del chico, el teniente Hart, me daba bastante lástima, el hombre hacía todo lo que podía por ayudar, aunque a veces te dabas cuenta, de que pasaba del todo de sus hijos, con reacciones que flipé en colores. A mí, mi padre no me haría eso, eso seguro.

Josh, amigo de Kerry, me reía mucho con las bromas que le hacía al protagonista en algunos momentos, aunque en otros hacia bromas algo pesadas y eso mismo era lo que no le gustaba a Kerry. Al principio de la novela, todo fué bastante brusco, empezó demasiado brusco, para como me esperaba.

Después de que Kerry le partiera la pierna a Sal Murdoch, me dió bastante pena el chico, porque todo el mundo se fué contra él, de una forma un poco exagerada. Se disculpó millones de veces, pero nadie le hizo caso, creían que lo había hecho aposta y la verdad, nadie tan perverso haría algo así, aposta.

Hasta a mi me asustaron las llamadas que recibía Kerry, las frases que decían, me daban algo de yuyu y mucho más, cuando el estaba a oscuras o era de noche, de madrugada. Voy a dejar la frase, porque me dejó chof y quiero que la vean. Imaginénse de noche, en vuestra casa y recibir una llamada así y diciendote esto.
El hueso del dedo gordo del pie va unido al hueso del pie... el hueso del pie va unido al hueso del tobillo... el hueso del tobillo va unido al hueso de la pierna...
No parece gran cosa, pero a mí personalmente, me daba yuyu oírla de noche en mi habitación y con todos durmiendo. Cambiando de tema, está Donald, el hermano mayor de Kerry, no se supo nada de él hasta casi finalizar el libro, en los últimos capítulos quizás, pero pensar en que tu hermano te quiera matar, no es agradable para nadie. Y menos si a ese alguien, lo admiras de tal forma, que alucinas. Kerry, adoraba a su hermano, lo admiraba de una forma incondicional.

Bueno, recomendar este libro no es complicado, me ha gustado mucho esta novela. Aunque, todas las de miedo me suelen encantar, siempre intentando leerlas de día.. jaja


Robert Lawrence Stine (Columbus, Ohio, 8 de octubre de 1943), es un escritor de novelas de terror. Es el único autor de la colección ''Goosebumps'' (Escalofríos, en Latinoamérica o Pesadillas en España. La mayoría de sus libros tienen como protagonista a un niño o adolescente.

Robert Lawrence Stine se graduó de la Universidad Estatal de Ohio en 1968. Luego se mudó a Nueva York, Estados Unidos, y comenzó a trabajar como escritor de libros humorísticos para niños.

Se casó con Jane Waldhorn en 1969. Un año después, Jane Waldhorn quedó embarazada, para después tener a su único hijo, Matthew Stine.


Puntuación:




Compartir

2 comentarios :

  1. Me encantan los libros de Pesadillas!!! Aún tengo algunos, aunque por desgracia, algunos los tuve de tirar que los puse en cajas y se mojaron...

    ResponderEliminar
  2. @Pinkiland yo nunca tuve libros de pesadillas.. pero cuando conocí a mi novio, él si tenía muchísimos y me dió por leerlos y a parte de este, que era de él, pero me lo regaló.. me he leído varios de pesadillas, que estaban muy bien.. Ya loa reeleré y los iré reseñando.. jeje :)

    ResponderEliminar

                                                                          • • • • •

¡Bienvenida/o a esta entrada y sobre todo a Lectora de sueños ♥!

Si quieres comentar, no olvides hacerlo con respeto y no hacer spam, por favor, porque será eliminado automáticamente.

¡Muchísimas gracias por comentar! ^^

Blogging tips