Renaissance, La caída de los hombres, J.J. Lucas

07 junio 2011

Renaissance, La caída de los hombres, J.J. Lucas

En el año 2023 un virus surgido de la nada arrasó la supremacía del ser humano en la Tierra. En apenas unas horas, el denominado virus “Verónica” se convierte en pandemia y muta a los seres humanos de forma salvaje. Un pequeño grupo de supervivientes permanecen fortificados y aislados en un área próxima a la ciudad de Nueva York, bajo el mando del coronel Newseth.
Han pasado los años y la situación parece ya irreversible, pero el hallazgo de Thomas, que ha sobrevivido junto a su familia durante cinco años escondido en una solitaria granja, cambiará para siempre el porvenir de los supervivientes y, quizá, el de toda la raza humana.
Renaissance, La caída de los hombres es una novela de zombies aún más sofisticada de lo acostumbrado, donde aparecen aspectos tan actuales como la ecología o la posibilidad terrorífica de una pandemia que en apenas un solo día acabe con casi toda la humanidad.


Una pasada de libro, de eso no cabe duda. La portada en sí, a mí me llama la atención, porque aunque da un poco de cosa, el saber a que viene esa portada, me dan ganas de leerlo.

Los agentes del SWAT, bajo el mando de Lawrence Newseth, me parecen increíbles, todos y cada uno de ellos, tienen sus cosas, pero siguen juntos e unidos para sobrevivir ante la pandemia del "Virus Verónica", que es el nombre al que se le ha dado al virus, por el cuál, están esos zombies matando a personas por las calles.

Ellos no llamaban a los zombies, en su propia palabra "zombies", les pusieron el nombre de witheyes, puesto que esos zombies, tenían los ojos blancos y brillantes, por lo que, ese nombre les queda como anillo al dedo, el nombre es bastante chulo al nombrarlo.

Los principales componentes de los agentes del SWAT son Lawrence Newseth, Clay Gardner, Patrick Ridewolf, Escobar, Miklos, William Main, Sulassky, Kate Stone, Terry Calasha's, Rummer, Jerome, John Mason, la doctora Phoebe Rubbyn y otros muchos que se quedaron por el camino, al igual que algunos de estos agentes que acabo de mencionar. Algunos se encontraron a lo largo de la historia y no desde el inicio, pero fueron de gran ayuda durante todo el trayecto de esta historia.

Fue muy fuerte ir leyendo el transcurso de todo, en muchos momentos en los que todos los chicos pasaban por momentos de tensión o de angustia, a mi me pasaba lo mismo, me sentía igual que ellos, me angustiaba de tal forma, que me sorprendía a mi misma, aunque también me reí bastante, sobre todo con Ridewolf, vaya hombre.. nada más pensar en él, me entra la risa, porque siempre hacia la grasia, era un caso.

El autor de este fantástico libro, me encanta como escribe, todo lo detalla de una forma super genial, entiendes todo a la perfección y en ningún momento dices "!¿eh?¡", cuando detallaba escenarios en los que se encontraba los protagonistas, me encogía un poco, por como los describía, una los escenarios es la casa de Thomas Sanders, me paralizó, porque cuando todos los chicos estaban nerviosos al ver el sotáno, de esa casa y ellos se sentían mal, a mi me pasaba totalmente lo mismo, en mi cabeza se dibujaba ese sótano y me hacia sentir igual que ellos.

El "Virus Verónica", no era un virus normal, de esos que se contagian mediante la transmisión de sangre o por un mordisco, no, se transmitía por el aire, por lo que los del SWAT, vamos, todos, se ponían unas mascaras, llamadas biofiltros, para que cuando mataran a unos de esos zombies no se le transmitiera a ellos. Me pareció una herramienta bastante útil, dado el caso de cómo se transmitía, aunque resultaba raro que un virus se transmitiera de esa forma y más en las condiciones en las que se situaban. La verdad, es que lo que menos me esperaba y por eso me gustó tanto, es que se transmitiera de esa forma, por lo que me dejó cao.. jaja

He disfrutado mucho leyendo este libro, me ha encantado conocer a todos los chicos/as de esta historia y por supuesto, me encantaría saber más sobre ellos, conocerlos aún más.
Me dió mucha tristeza cuando pierden a muchos de sus hombres, algunos más que otros, pero igualmente me sentía bastante desconsolada, por todos ellos.

Lo que en un principio parecían zombies tontos y sin ningún sentido de nada, no fue así, pues aprendieron con mucha agilidad y se fueron haciendo más y más inteligentes, y muy rápido. Hacían cosas que no esperabas que hicieran, se estaban haciendo una nueva especie difícil de destruir y bastante espeluznante. Lo que sí me gustó, es cómo poco a poco fueron descubriendo cosas de los whiteyes, aunque en un principio tenían pocos datos sobre ellos, me gustó como, con la ayuda de todos, alguno más que otros, porque sabían más, pero cómo se ayudaron al fin y al cabo y descubrieron cositas bastante interesantes.

Estoy deseando tener en mis manos la segunda parte, para devorarlo al igual que he devorado este, porque aunque es un tocho de libro, me ha gustado mucho, mucho y lo he disfrutado muchísimo, puesto que la historia te abstrae de todo y te hace leer las páginas, unas tras otras, porque te engancha y no puedes parar de leer. Este libro se va a llevar una notaza.


J.J. Lucas nació en 1.980 en el seno de una familia humilde. Hijo de mecánico y ama de casa, creció en el barrio de los trabajadores de la ciudad de Toledo, mostrando, ya desde niño, una gran inclinación hacia la poesía y la literatura, si bien los títulos a los que dedicaba su tiempo eran más propios de una edad más adulta. Cursa sus estudios de bachillerato en el I.B. el Greco, de Toledo, en donde no destaca por su buen comportamiento ni resultados. Aburrido de sus estudios, decide abandonarlos y pasa por numerosos empleos con la esperanza de acomodar su vida y vivir como cualquier otro, pero pronto se observa en Javier un extraño desdén que solo puede apaciguar evadiéndose por medio de la lectura y el seguimiento de un tipo de cine nada comercial.

Comienza a escribir su primera novela con tan solo once años, pero abandona el proyecto y se olvida de la escritura hasta la aparición de su primera obra completa: Renaissance, La caída de los hombres.


Puntuación:



Compartir

2 comentarios :

  1. Qué buena pinta que tiene :O Y sí, la portada da un poco de cosa xD

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  2. veo que el autor es una persona humilde y le deseo toda la suerte del mundo! la portada da un poco de sustico pero creo que vale la pena!

    ResponderEliminar

                                                                          • • • • •

¡Bienvenida/o a esta entrada y sobre todo a Lectora de sueños ♥!

Si quieres comentar, no olvides hacerlo con respeto y no hacer spam, por favor, porque será eliminado automáticamente.

¡Muchísimas gracias por comentar! ^^